De Patentes y derechos

Esto de las patentes, copyrights y marcas registradas se nos ha ido de las manos. Casi todas las ideas son buenas al principio y luego al evolucionar se pervierten y apestan. El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones, dicen.

Mi punto de ebullición ha sido alcanzado poco a poco. Ya tuve algún que otro encontronazo con Scribd.com, porque me borraban cosas amparados en el entendido copyright, porque un “tercero” había denunciado el contenido como protegido. Nadie quiere líos, ellos no, y yo tampoco. Que conste en mi defensa que: si lo colgaba era porque me gustaba, opinaba, lo recomendaba, y nunca era completo sino parcial; que no hago dinero con ello; que lo hago en la fe pura y sincera de que el conocimiento se comparte. Se me llegaron a borrar cuadernos de subrayados de libros.

Resultado: que me cansé de defenderme y he optado por borrar todo contenido no propio (100%). Contenido restante y propio que pongo a disposición gratuita de todo el mundo y que espero tenga a bien citarme si llega el caso. El conocimiento siempre ha avanzado así: unos a hombros de otros.

1366_2000

Las patentes nacieron con ánimo de protección industrial. Hasta ahí todo parecía correcto en un principio, pues no parecía legítimo que alguien copiara un proceso técnico-tecnológico que otra “empresa” había desarrollado con sus gastos. Todo esto al menos durante un tiempo, y de modo irrevocable. Antes se hacía declarando secreto de estado y penando con la muerte sumarísima por traición. ¿suena el cristal de Murano?

Todo parece correcto, ¿todo? Todo se ha ido pudriendo… somos mortales, que no dioses.

De ahí se pasó a patentar inventos, materias, ideas, … ¿En beneficio de quién? Pues de su creador. Esto es: no se podía usar sin pagar al susodicho lo que a él le pareciera en gana. Lógico de nuevo en un principio. Él lo descubrió ergo era suyo. Lo defiendo: soy liberal.

Pero en lo que no coincido es en que se pueda patentar cualquier cosa. Esto es: que se pueda denegar el uso de algo a cualquiera por el mero hecho de haberlo “patentado”, registrado como propio. Ahí tenemos a las empresas químicas registrando los principios activos de las plantas. ¡Chupa del frasco carrasco! O al tal Bale jugador de futbol, se le supone iletrado, patentando el gestito del corazón hecho con las dos manos.

¿Eso qué Inventa?

En teoría se trataba de defender un bien escaso y de dar prioridad al que primero llegó al uso. Pero de ahí se ha pasado al uso exclusivo y a que se permita cobrar, la cantidad que “uno” quiera, por su uso o copia. Todo se pudre, todo con el tiempo evoluciona y suele hacerlo hacia la muerte más que hacia la vida (pura ley de entropía). Todos estamos en contra de los monopolios, pero de este modo los estamos creando.

Screen Shot 2018-03-11 at 00.45.00

Me pareció bien lo de defender las marcas. Eso evitaba y evita que alguien use tu marca para engañar, o que haga que su marca se parezca a la tuya para engañar. Pero de ahí a prohibir que los botes de chocolate en polvo (o lo que sea eso), pues no me da la gana de citar la marca que así no hago publicidad ni se me puede acusar de algo indebido, sean de un tipo estético determinado porque la estética llega a confundir al consumidor… O sea… el consumidor es tonto. Que lo somos, que sí, que lo somos. Tontos, pero para siempre (ignoro si Mota ha protegido sus latiguillos, espero que no).

Si hay alguien dudoso a este respecto les remito a la película del “fundador” de una archiconocida cadena de alimentación rápida que llego a patentar un apellido, y no era el suyo. ¡hace falta…! Ah… y prohibió a los homónimos que usaran su propio apellido. ¡hace falta valor!

No hará falta que recuerde como se puede usar esto en caso inverso, esto es: negando el nacimiento de algo o su puesta en práctica. Ahí está el caso de las depuradoras de Vázquez-Figueroa. Más le hubiera valido darlas en universal donación para uso y disfrute público mundial.

Llegamos a los derechos de autor. Esto no comentaré más que no veo escasez por ningún sitio. Está prohibido citar… ya lo aviso. Siempre que el susodicho haya pagado la protección del estado o estados o agencias encargadas del asunto. Un negocio en perjuicio de muchos, de todos. Ha sido como extender el tema de la entrada de un concierto a todo material impreso. Lo parece, pero no lo es, no es lo mismo. No lo es. Prohibido versionar también.

Espero que el masaje tailandés, o el karate, o las reglas de futbol, se le ocurra a nadie patentarlo. Recuerdo ahora la patente del inefable Balbin, pipa en mano cabreado con RTVE, que es de todos los españoles, patentando el formato de su programa “la clave”. Desde entonces en España está prohibido, salvo acuerdo y pago, el uso de ese formato. A saber: película y posterior coloquio. ¡Hace falta…! Obviaré machacar el asunto de que era de ideas socialistas.

Y la última, que es fruto de la conversación con un buen amigo, es que ahora hasta se pueden proteger los procesos constructivos. ¡Como se oye!. No sé qué diantres se estudiará ahora en el curso de “Métodos constructivos”. Como a alguien se le ocurra registrar como se hace el vaciado de excavación de un edificio… uf… lo llevamos crudo. Quiero decir: se lo lleva crudo.

Por cierto, ahora recuerdo un caso particular. Un socio de la empresa para la que yo trabajaba, contratista también él, en un juicio que me puso por no adjudicarle otra obra, quiso reclamar el derecho de uso sobre unas unidades de ejecución que habíamos negociado en un modificado de otra obra y que parecía yo usaba en esta nueva directamente en proyecto, diciendo que ese conocimiento era suyo. Pongamos por caso que era el tema del cambio de tabique de ladrillo de una asta a ladrillo de tabicón de equis medidas. ¡Flipante! Hoy en día tendría que argumentar que al menos sería una invención a cuatro manos… ¿no? Suyas y mías, quiero decir. Creo que hasta la señora Juez flipó.

Más: también estará prohibido si quiera intentar imitar algún tipo de distribución de edificio si otro arquitecto o “ente” lo ha registrado antes. No sé qué diantres estudiarán los arquitectos llegado su momento. El que quiera hacer rascacielos que pague el correspondiente.

En fin. Mal nos irá, porque ha dejado de circular el conocimiento y el uso conjunto que potencia las posibilidades a través de perfeccionamiento y usos distintos para los que había sido previsto el consabido instrumento. Ya se sabe: no es lo mismo ser ingeniero mecánico que piloto de Fórmula 1.

Hay una película muy bonita en homenaje al inventor de la idea del Creative Commons (Eric Eldred RIP). Se cuenta como acabaron con él por intentar hacer de uso público los estudios de investigación y tesinas en USA. Sí, su acceso es de pago, y caro. Yo tampoco lo sabía. Ya había tenido éxito con las sentencias públicas de juicios, que también eran de acceso pagado. ¡flipa colega! Recomiendo leer este articulito para hacerse una idea base.

Pero lo entiendo, lo entiendo. El tema es que como hoy los tiempos avanzan que es una enormidad habrá que repensar los tiempos en que se protegen las cosas, habrá que pensar que diantres pensamos es “reproducir” y su alcance. ¿de quien es la foto? ¿del que la hace? ¿del dueño del paisaje o figuras? ¿del que la reproduce? ¿de todos? ¿de nadie? ¿cuantas reproducciones? ¿cuánto tiempo? ¿en qué medio? ¿para quién? Y así hasta el infinito y más allá.

Política y económicamente los países desarrollados están interesados en este tema. Les interesa sobremanera. Es establecer un rentismo que niega el desarrollo de los nuevos salvo pago. Es un nuevo colonialismo. De ahí la política dominante de USA y demás, de que todo el mundo obedezca las leyes del comercio internacional y de la OCDE, que todos sabemos en manos de quien está.

Es también el caramelo para todos aquellos que por el hecho de escribir un libro o un disco de doce canciones quieren vivir de ello para siempre, y también sus herederos. Muy pocos lo consiguen, pero el negocio es lucrativo para todo el resto del sistema.

Es el caramelo para todas las empresas que nos venden cosas o hacen de intermediarios, y se quedan con nuestros datos y comportamientos de compra para venderlos al mejor postor. ¡ay señor! Algo he oído ya de los bancos al respecto, o Visa.

Lo siento, pero yo esto no lo veo bien, nada bien. Y recuerdo a Bastiat (al que puedo citar porque lo hago de memoria y murió hace tiempo, aunque se me puede demandar por citar mal) toda ley tiene una consecuencia que no se ve.

¡Ah! Si Pitágoras hubiera patentado su teorema en cualquiera de sus formas y variantes. ¡Ah! Si el inventor de la rueda, del arado romano, de la tracción con oruga de cadenas, del alfabeto, de los números, de los injertos,… hubieran hecho lo mismo. ¡Ah! Si la iglesia registrase la Biblia que ella decida como oficial (lo mismo ya lo hace tú … ¡ops!). ¡Ah! Si el puñetero Christoffen hubiera patentado sus símbolos cuanta felicidad me hubiera regalado en mis años jóvenes.

Menos mal que el dueño de Facebook se conforma con su empresa y no se le ocurrió patentar el “modelo” de negocio. Aún sería mucho más rico, mucho más.

O a los USA ocurrírseles patentar como se iba a la Luna (antes que a Verne o Cyrano, claro). Nadie más podría ir del mismo modo excepto pagando una pasta (la que ellos quieran), aunque puede que de ese modo supieran cómo volver, que parece ser que no saben cómo.

Es la diferencia entre un Nobel y un Einstein. Uno patento y se hizo multimillonario. El otro tuvo el reconocimiento mundial e hizo avanzar a la raza humana (¿o especie?… bueno: humanidad) en un salto cuántico con muy pocos precedentes en la historia. Parecida diferencia entre un Gates y un Jobs.

Screen Shot 2018-03-11 at 00.45.30

Por cierto, y al hilo de esto: Laplace y sus fórmulas, Newton y sus leyes, Descartes y su Método, Diderot y su Enciclopedia, Beethoven y su musiquita, Leonardo y sus dibujos, Alvar Alto y sus proyectos, Eiffel y sus “ideas”, y otros muchos más, todos ellos… y sus herederos… y los herederos de sus herederos… y Hacienda, que somos todos, … serían multimillonarios hoy, o aún más.

En conclusión: No, ni estoy de acuerdo, ni me parece bien. No, no y no. Y no es porque no me dedique a ello. Todo tiene un límite y ese límite debe ser infranqueable.

Anuncios

Acerca de jesus

Civil Engineer and thinker about the life this and that, here and there and over there.
Galería | Esta entrada fue publicada en Pensamientos Escritos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s