¿Jefes de obra anglosajones? !!

screen-shot-2017-01-08-at-18-14-07

Este articulo, malo, malo, malo, sí, así de rotundo pues malo en más de un sentido, fue rebotado en Lnkedin y me dejo tan mal gusto de boca, como a otros muchos, que me lo guardeé para comentar más en extenso. El articulo es muy malo, muy sesgado y no entiendo cual es su objetivo.

Lo cierto es que es “viejo”, un 25 de Junio de 2016. La redactora: Marina Valero. El medio: El confidencial. Y no me contengo, lo siento.

Comencemos por titular y faldilla:

Se busca jefe de obra: más anglosajón, que ahorre y no sepa qué es un ‘modificado’.
Derroches, los justos. Las empresas españolas buscan jefes de obra al estilo anglosajón: estrictos con la ejecución de proyectos, austeros y capaces de adaptarse al presupuesto.

No se puede ser mas demagogo y falso en esta “declaración”. Primero se desprecia a los latinos (españoles para mas señas) pues ensalza a los anglosajones. ¿Y esto? ¿En qué es mejor un jefe de obra anglosajón? ¿eso en que consiste?… ¡ah!… ¡ya1… que ahorre… y… ¡que no sepa lo que es un modificado!… O sea: los españoles son unos derrochones y viven de hacer modificados. Bien, bien.

La faldilla es para nota aclaratoria que remacha el remache. Derroches, los justos, dice. ¡ostras! O sea que podemos hacer una cantidad “justa” de derroches. ¿Qué entenderá esta mujer o miembro de la patronal por un “derroche”?
Al menos se nos define lo que se considera el estilo “anglosajón” que parece ser que mola mas: estrictos con la ejecución de proyectos, austeros y capaces de adaptarse al presupuesto. Así es como los define. Bien, bien.

Estrictos con la ejecución de proyectos. ¿mandé!?. O sea que se ciñan al programa de ejecución? o… que ejecuten lo que define el proyecto? o… que sean duros gobernantes de sus huestes? o… qué? Mucho me temo que el sentido, viniendo de dónde viene, es algo así como: “¡haz lo que dice el proyecto! ¡joder! pero no nos des problemas. Si la propiedad quiere hacer otra cosa, o algo nuevo, o algo distinto, NO se lo hagas”.

Austeros. Esto mola mazo, que dirían mis niños. Austeros. O sea que vivimos a cuerpo de rey sátrapa bañados en lujo y frenesí, conduciendo ferraris. ¿O querrá decir que nuestras huestes viven a cuerpo de rey en el trabajo?. Mucho me temo que el sentido, viniendo de dónde viene, es que: “¡Joder! ¡que pides mucho, tu!”. O “¡que no gastes tanto en medios coño… que esto yo lo hacia con un martillo y una pata de cabra!”

Esto del final es lo mejor. “¡capaces de adaptarse al presupuesto!”. ¿a qué presupuesto? ¿Al aprobado por la empresa en el plan interno de obra? ¿al de licitación? No creo que sea al primero que tiene que ser aprobado por la propia empresa, sino al segundo. Ese presupuesto al que un descerebrado directivo o dueño, achuchado por conseguir obra, fija en una baja muy por debajo del estudio… “porque es lo que hay que ofertar”. O sea que toca hacer magia, no de ejecutar, de hacer magia. Ejecutando bien se puede llegar a mejorar alrededor de un 10%, así hablando en general. Achuchando a todo el mundo, comprando bien, subcontratando bien, aquilatando procesos. O sea: lo habitual. Mas de eso es un milagro. Algo que algunos pocos elegidos consiguen hacer: milagros.
Como los milagros rara vez suceden pues hay que cambiar las soluciones de proyecto, que tendrán precio nuevo, o cobrar cosas que el proyecto no consideraba, o que lo mejoran, o convencer al cliente para que “nos compre más o mejores calidades”. O sea: cambiar el proyecto. Y que yo sepa, los primeros que te empujan a ello son los respectivos jefes y dueños, pues lógicamente: “NO se puede perder dinero”.

El meollo del articulo viene después y aclara unas cuantas cosas:

Por ‘anglosajón’ entienden legalistas, rigidez, austeridad, rigor y solvencia, unos rasgos que no siempre casan con el ‘modus operandi’ de los jefes de obra españoles. Quieren cambiar su cultura para que cumplan los presupuestos y aprendan a ajustarse a contratos muy rígidos”.

Este es el meollo del asunto y las olas que legan a la costa tras el tema de Panama, me temo. Internacional es OTRA liga. Por eso AHORA se pide lo que se pide. Y estos hispanitos de a pie, de a día, lo conseguiran hacer de maravilla y mucho mas tranquilos y felices… SI… ESO… es lo que se les pide.
Notesé que los cinco adjetivos que se encasquetan están filtrados por la experiencia pasada. En casa se arreglaba todo de otro modo. Fuera… pues a jorobarse… y a cumplir el contrato y la oferta, que para eso lo has hecho.

Este párrafo que sigue (y que copio) es un caos…

“Todo está superafinado, contrastado y bien atado” cuando se concede una adjudicación en otros países, ´España está plagada de proyectos con modificaciones, errores y costes extras. Aquí son mucho más simples y laxos con los contratos”,

Si alguien lo entiende que lo explique. Yo creo entiendo lo que se pretende decir, y no es lo que se dice. En los proyectos internacionales HAY modificaciones, muchas. Hay ERRORES como en todas partes, y estos se pagan, de un modo u otro. Ciertamente las reglas de juego puede que sean más simples PERO se cumplen (mayormente), precisamente porque hay muchos agentes implicados, y porque uno no puede arreglar las cosas hablando vis a vis amistosamente con el responsable político para llorar lo mal que se pasa y el esfuerzo que se ha hecho. En internacional hay que avanzar con pies calmados y sin prisa. No se puede trabajar a beneficio de futuro. ESA es la diferencia. Y ESO se aprende muy rápido. ¿que se lo pergunten a una empresa NO española? Porque esa no suele mover ficha hasta el momento oportuno y se hay que parar, pues se para. He dicho empresa, no técnicos.

Lo mismo se puede decir, caos, en estos dos párrafos siguientes:

Es decir, profesionales muy estrictos con la ejecución definida ‘a priori’ en el proyecto, que sean capaces de interpretar lo que pone en los papeles, respeten todas las cláusulas y no se salgan del presupuesto establecido, explican desde la Confederación Nacional de la Construcción (CNC). “En España se admiten modificaciones si están justificadas desde el punto de vista técnico”, cosa que no ocurre en otras partes del mundo como Estados Unidos o Latinoamérica. Por eso, la CNC discrepa cuando otras voces apuntan a perfiles “menos latinos”. Argumenta que los contratos ya empiezan a tener corte anglosajón en Latinoamérica, a imagen y semejanza del modelo estadounidense. “Es la diferencia entre los proyectos abiertos (España) y los proyectos cerrados (EE.UU). Hacer modificaciones al otro lado del charco es mucho más difícil”.

Pues eso. Vosotros mismos. Por que se dice una cosa y la contraria. O el interlocutor de la CNC no sabe lo que dice, o quién le escucha no sabe de qué habla y va tomando notas a volapié. Me creo lo segundo, aunque hay que filtrar lo que diga el de la CNC que representa… ¿a quién?… desde luego NO a los profesionales.

En USA como en cualuier otra parte del mundo se admiten modificados por razones Técnicas. Otra cuestión es lo que se quiere cobrar por ello, o quién deba correr con ese sobrecoste, si es que lo hay.

Otro párrafo del articulo dice…

Allí no hay hueco para modificados, improvisaciones de última hora o ampliación de costes, así que las empresas prefieren poner sus barbas a remojar con jefes de obra que empiecen a preocuparse más por el gasto. “Los responsables que se lleven para allá tienen que tener otro perfil”, zanjan desde la patronal de la construcción.

¿preocuparse más por el gasto? Lo que realmente sucede es que hay que ir atando las cosas pasito a pasito, porque ir al extranjero con la mentalidad del suelo patrio, ya sea España, Francia, UK o la que sea, es un craso error. Cada ámbito tiene sus reglas de juego, y fuera hay que hacer las cosas en tiempo y forma, y con el respaldo legal y burocrático correspondiente. UN JEFE DE OBRA NUNCA actual solo: tiene jefes. Pero esos jefes están a muchos kilómetros de distancia y ven la cosas a través de hojitas de calculo que tienen que cuadrar. ¿Por que no hablamos de sus jefes de grupo, o de zona, o de país, o de zona internacional o de division? ¡Ay señor!

La parte final “Hablan las constructoras”, con opiniones de FCC y Sacar, mucho más prudentes y concisas. No sé lo que se les preguntaría pero la definición de Jefe de Obra que dan no es denigrante como el resto del articulo, saben lo que buscan y lo que quieren. Y dicen claramente buscar Ingenieros de Caminos o Ingenieros Civiles… eso es todo.

Es un articulito este que rezuma demagogia, mal querencia e ignorancia de lo que se cuece fuera, en esos campos de juego de dios. Algo así como “veis como son unos ladrones”, “así nos va fuera”.

En mi opinion los jefes de obra españoles, en general la gran mayoría de los técnicos de construccion españoles, dan un gran nivel en el extranjero y se ganan a pulso un gran respeto.
Otra cuestión son ESAS constructoras, ESOS directivos que están anquilosados en formas de hacer patrias, que están demasiado cerca de los grandes jefes de la matriz y que ven el mundo cercano y tienen que lidiar con presiones y ámbitos culturales que les hacen funcionar con reglas de juego inadaptadas al nuevo juego.
Otra cuestión son ESAS empresas de construccion patrias que quieren contratar personal especializado patrio a condiciones laborales locales en destino, con sueldos de 2000 euros en Colombia por ejemplo, todo incluido. O haciendo vivir en un mismo piso a cuatro personas hechas, derechas y creciditas ellas.
Otra cuestiona son ESAS empresas que lanzan ofertas internacionales con bajas inasumibles en un ámbito de juego internacional, y que si se consiguen enderezar es con un esfuerzo y un “sabor faire” de su gente a pie de cañon “IMPRESIONANTE”.

¿por qué nadie critica esa labor de dirección en las empresas? ¿por qué la culpa siempre es de los soldados? El personal técnico de construcción español es de PRIMERA DIVISIÖN y lo único que se les puede aconsejar la mayoría de las veces es “adáptate pronto y rápido”.
¿A cuántos técnicos extranjeros: franceses, ingleses, alemanes; contratan las EMPRESAS españolas? ¿y al revés?. ESA es la cuestión y el verdadero índice de valor de esos técnicos españoles de construcción tan denigrados por el articulo, por esa voz de la patronal, y por gran parte de la sociedad española. ESE y no otro, es el índice para los profesionales.

Acerca de jesus

Civil Engineer and thinker about the life this and that, here and there and over there.
Galería | Esta entrada fue publicada en News, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s