Peligro en el extranjero. Sensacion de acomodo y rutina.

Hoy por la mañana me he levantado con una idea en la cabeza: Me siento cómodo aquí tras más de dos años y me estoy acostumbrando.

Cuando uno va al extranjero lo lógico, humano y práctico, es involucrarse en el tipo de vida. No digo salvar la barrera de ser extranjero, pero al menos intentar pasar desapercibido. Los del país lo agradecen como un esfuerzo y un reconocimiento, y uno termina por vivir mas cómodo al acostumbrarse a lo que hay.

Pero tiene un problema: la rutina y el acomodo. ¿por que lo digo? se me ocurrió ayer cuando pasando al lado del banco me confundieron con uno de aquí. Esto me pasa a menudo últimamente. Y eso en principio hasta se agradece. Pero tiene un pero. Uno realmente NUNCA sabe lo que pasa de verdad a menos que se lo cuenten. Uno no es de aquí.

Quiero decir que antes me sorprendía porque la gente que estaba en “zonas calientes” no se marchaba de los sitios hasta que al tomar la decisión era ya tarde. El plan de salida o emergencia. ¿Por que? porque uno se acostumbra y piensa que son normales cosas que no tienen que serlo tanto. Porque últimamente las cuestiones de guerra o inestabilidad pues no creo yo que se vean tan fácil, o las situaciones de emergencia para salir corriendo. Uno no esta al cabo de la calle y no entiende lo que la gente se habla entre ellos como las cosas que les preocupan.

Porque las que les preocupan a ellos son en gran medida las que te tienen que preocupar a ti. A mayores de las que tu no aceptar por riesgo, claro. Ellos al fin y al cabo no tienen mas remedio que seguir aquí. Tu no.

Asi que uno, con el tiempo, va bajando la guardia. Cada vez se va atreviendo mas lejos y a hacer cosas mas “normales” para los de aquí. Descuentas que al reconocer a un extranjero ellos replegaran velas, ellos intentaran ser amables, ellos intentaran ayudar… pero eso no siempre tiene que ser así. No hay porque darlo por descontado.

Otro tema es que profesionalmente uno se va acomodando a lo que hay. Va rebajando sus expectativas. Y si uno llega a bajarlas tanto el que le paga puede terminar por pensar que para que te paga, cuando uno local lo hace mucho más barato. A eso me refiero con acomodarse.

Todos somos de rutinas. Llegado un momento conoces lo suficiente para volverte rutinario en tus hábitos, en tus costumbres. Es lo normal. Facilita la vida no tener que estar siempre pensando y decidiendo.

Asi que la conclusion es que una buena dosis de camaradería, de buen rollo, de cercanía, esta bien… pero sin pasarse o puede que lo pagues caro., a menos que te hayas generado recursos suficientes para casi considerarte autosuficiente en tu vida fuera de tu trabajo.

Acerca de jesus

Civil Engineer and thinker about the life this and that, here and there and over there.
Esta entrada fue publicada en News y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s