Discurso de Navidad 2014

Buenas noches a todos!…

Hoy subo al atril y no tengo muy claro que contaros. ¡¡OTRO AÑO!! ¡¡YA??… de nuevo se acercan la Navidad y el San Juan de Invierno. ¡OTRO AÑO! ¡DIOSES! ¡¡Que rápido va todo! ¿no?

Queridos amigos y compañeros… recorro con la mirada vuestra presencia y recordando en el tiempo veo que todos hemos andado un largo camino. Bastantes nos hemoimages-3s dispersado por el mundo. O al menos bastantes hemos comenzado a recorrerlo haciendo de los aeropuertos nuestras estaciones de autobús de antaño. Oímos lenguas o sonidos extraños. Vemos paisajes inhabituales que nos terminan por parecer familiares. Nos calentamos en fogatas alejadas que, de un raro calor extranjero, nos hacen pensar de modo distinto. Otros habéis quedado defendiendo el fuerte en la soledad de uno contra el mundo. Rumiando cada día con el sinsabor de la tarea, dura.

¡CUÁNTO CAMINO RECORRIDO!… ¡TODOS! Y no somos conscientes de él hasta que miramos hacia atrás. Estas fechas son propicias para ello.

Tiempos como siempre para valoraciones, calma, consecuencias y anotaciones, planes… de nuevo planes. El calor de familia y amigos. El saberse en “CASA”. La protección de nuestro particular castillo invisible hecho de sensaciones y sentimientos. Para muchos de nosotros a mayores el rencuentro de “nuestras cosas”.

En estos tiempos tan vorazmente veloces y de cambios (ya se, ya se, que alguno dirá que de cambios nada de nada), nos toca recogernos unos días en puerto, atracar la goleta y mandar la tripulación a holganza. Lejos, que lejos nos parece a muchos, queda ya nuestro día a día de este año. Pero si nos descuidamos, ya nos vemos allí, lo recorremos con imaginación, memoria, colores y sensaciones. Creo que todos lo hemos practicado cientos de veces lejos de casa recordando nuestros sitios y tiempos. TODOS de una manera u otra creo sentimos esa AÑORANZA.

Pero hay que seguir… ¿no?… de eso se trata siempre. No quiero personalizar en mi caso y de él extraer conclusiones para vosotros. Mi año ha sido muy particular y especialmente… duro. Si. Es es la palabra: duro. Lejos de España como estoy, tampoco puedo comentar las cosas de aquí. Asi que hoy solo puedo hablar de cosas generales y sensaciones.

MI sensación hoy y siempre es que estos días siempre nos sirven para ver las cosas con cierta distancia racional. Es como un parón de recogimiento monacal, ya que todo se para, menos las tiendas. Y además adornado de reuniones, rencuentros y comidas. Por descontado la magia de los niños, esa por descontado.images

Y en la racionalidad de estos días de sentimiento sentarnos, papel y lápiz, y esbozar primero planes de posible futuro. Lo repito todos los años: nuestra particular carta a los reyes magos. Hablemos pues de pedir ¿qué le pedimos al nuevo año?

Será un año un poco más fácil para casi todos. Pero yo no confiaría en exceso. Recordaros que he sido portero de futbol, y uno nunca deja de ser portero de futbol. Siempre atento, sea cual sea el resultado, siempre siguiendo el juego, intentando sentir mas que adivinar por dónde diantres vendrá lo siguiente y cómo.

Por tanto no confiaría, pero tampoco desconfiaría. Será un poquito mejor en líneas generales. Habrá que seguir luchando eso está claro. Así que ¿qué pedir? Seamos prácticos que ya tenemos edad. Eso si: ni jerseys ni corbatas… ¿ok? Hablamos de otras cosas… ¡Venga coño!… en esa servilleta de papel. Todos tenemos boli, seguro.

Os diré que yo pido sabiduría. ¡Oh! Ya sé, ya sé. Es muy general.

Vale. Pues pediré “saber ESTAR”. Eso será suficiente. Con eso nos vendrá la calma. Con eso nos vendrá el ahora. Con eso nos vendrá el sentimiento. Con eso nos llegará la claridad de ideas. Con eso nos apabullará el tener en cuenta a otros, a los nuestros. Con eso llegará el valorar las cosas en su justo termino.

Y no pido mas. Ya no.

Y si se me pide más, yo pediré para otros.

Todos cambiamos ¿no es cierto? Pero nuestros amigos, esas personitas, raras, que contamos con los dedos de una mano, han sabido ver dentro de nosotros mucho mejor que nosotros mismos. Y para ellos, sorprendentemente, no habremos cambiado. Eso nos dirán. A pesar del tiempo pasado sin vernos de cerca, eso nos dirán.

Asi que hoy levantaré la copa para brindar

Como siempre… ¡POR VOSOTROS! ¡por vuestro propio ánimo y entereza! No sabéís los orgulloso que me siento de teneros.

Y si se me deja… quisiera brindar por… ¡EL CAMINO!… Que a todos nos sea favorable y sepamos verlo.

Feliz Navidad y Próspero año nuevo a todos.

Acerca de jesus

Civil Engineer and thinker about the life this and that, here and there and over there.
Galería | Esta entrada fue publicada en News y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s